Esta es la continuación del manual: ¿Cómo acuchillar parquet o tarima? – 1ª Parte

2. Lijado o Acuchillado

2.1. MÁQUINAS DE LIJADO PROFESIONALES

Actualmente, la mayoría de los trabajos se hacen con 4 máquinas.

  1. La principal es la máquina de acuchillado profesional
  2. Lijadora de orillos u orillera
  3. Buffer o lijadora roto-orbital
  4. Lija de esquinas o radial con extensiones para sitios de difícil acceso

2.1.1. Máquina de acuchillado profesional o Lijadora tambor de 25 cms.

La máquina en si, no es más que pesada lijadora móvil de rodillo, pero diseñada de tal manera que se puede trabajar grande superficies de pavimentos de madera, de manera mucho más rápida y eficaz.

 

 

 

fuente foto http://www.parquetscarballo.es/ El diseño no ha cambiado demasiado desde hace 100 años, unos 60-80 kg, motor, ruedas tipo carrito,lija continua y en los últimos 50 años, la incorporación de un sistema de aspiración del polvo con bolsa incorporada.   Recomiendo usar máquinas actuales para los trabajos, ya que su lijado suele ser más regular, consiguen mejor nivelación y comen menos madera. También su sistema de aspiración es más eficiente, y emite mucho menos polvo. Hay que tener que cuenta que debido a su potencia 2000-3000w, muchas viviendas o locales antiguos, no aguantan la potencia o se producen cortes regulares a medida que se calienta el cable.

 

Suele disponer de un cinturón que se pasa por la cintura y se engancha al manillar de la máquina, esto permite controlar mucho mejor el tirón de la máquina y se carga menos la espalda.

 

 

 

Es una herramienta muy potente y pesada, no la recomendaría para nadie que no tenga alguien experimentado a su lado.
El mayor problema, es que debido a su potencia y peso, si la máquina con la lija bajada y en marcha, se queda parada, puede hacer marcas profundas en la madera.

 

 

 

2.1.1.1. Nivelación

Lo primero que hay que hacer con la máquina, es verificar que el lijado es uniforme y esto depende mucho de cómo estén las ruedas de la máquina, que son las que nivelan. Lo más corriente es bajar el rodillo suavemente para que toque el barniz o madera, observar que la marca rectangular es uniforme, eso indica, que todo el ancho de la lija está tocando la madera y se lija lo mismo por toda la superficie de contacto. En caso contrario, se lijará más de un lado que de otro y el lijado no será regular. Una vez tenemos la superficie de trabajo preparada, se prepara la máquina de acuchillar o lijar.

 

 

2.1.1.2. Instalación Lijas

Hay dos tipos de lijas estándar para acuchillar:

  • De Rodillo o tambor

La idea es muy parecida, en el caso de rodillo, la lija viene en pliegos de unos de 10 o 20 metros, se corta a la longitud adecuada y se inserta alrededor del rodillo de lijado, y se aprietan con un sistema de llaves

 

 

  • De Banda continua

 

 

El otro sistema, de banda, es más sencillo, ya que los pliegos vienen cortados y pegados de manera que solo hay que insertarlos y apretar.

 

El rendimiento de las lijas dependerá del material abrasivo que contenga, óxido de aluminios, corindón o los últimos compuestos cerámicos, que tienen un rendimiento espectacular frente a otro tipo de materiales. Estos últimos pueden hacer 100m2 con 1 pliego si el barniz no es especialmente duro. La madera y el barniz que la cubre, necesitan de distintos tipos de lija, hasta 3 o 4. Se trabaja primero con granos gruesos, más abrasivos, y sucesivamente se van aplicando abrasivos más suaves, que permiten borrar las marcas de lijas más gruesas.

El tipo de lijas y su grano, se identifica por un número:

  • Grano 36 o 24: Lija de comienzo de acuchillado, es la más gruesa y la que más ataca la madera, por lo que se recomienda tener especial cuidado. 24 se usa para parquets o tarimas muy duros o suelos de parquet recién instalados que son un poco irregulares.
  • Grano 80: Esta lija permite borrar las marcas fuertes de la anterior lija.
  • Grano 120: es la lija de acabado, es la más fina, dejando apenas marca.
  • Grano 240: es la lija de pulido del barniz.

El tipo de lijas varía mucho según estilos, estas son las que usamos en Parksinta. La lija del 24 solo se recomienda en sitios excepcionalmente duros y en manos de profesionales, ya que es de máxima abrasión. Las tarimas flotantes, debido a que tienen una lámina fina de manera, muchas veces los acuchillado se empiezan con la de 60, para evitar lijar demasiada madera, aunque esto hace que se avance más lentamente, se ahorra un lija y marcas.

 

2.1.2. Lija de Orillos u Orillera

Es una máquina pequeña en comparación con la principal. Se usa para trabajar las áreas donde no puede acceder la máquina de acuchillar. Es una herramienta con lija circular, del mismo tipo que la máquina principal, pero cortadas a su medida unos 20 cm de diámetro. Es una máquina bastante potente para su tamaño, por lo que se recomienda manejarla con cuidado, ya que si no se agarra con fuerza, puede dañar los laterales sobre los que trabaja, como rodapié, muebles, etc. Una vez instalada la lija, se levanta la máquina para que la lija no toque la madera, se arranca la máquina, y se comenzará a lijar de izquierda a derecha. Tomaremos como referencia de acabado, el lijado de la máquina grande, para igualarlo en altura y tono. Por norma general, se usan tan solo 2 pasadas de esta máquina, aunque dependiendo de la madera o tratamiento pueden ser más.

 

 

 

2.1.3. Buffer o Lijadora Roto-Orbital

Este tipo de lijadora es una de las más recientes, su principal uso es el pulido de las manos de fondo de los barnices al agua. También debido a su estructura circular, se usa para quitar marcas de otras lijas donde no se ha podido cruzar, como en pasillos con madera longitudinal, permitiendo un mejor acabado. Su uso es muy similar a las pulidoras de mármol, ya que su diseño es muy similar. Estas máquinas ofrecen diferentes cabezas para diferentes trabajos. Nosotros usamos la buffer básica de Bona, pero esta misma marca tiene cabezas diferentes para trabajos, también otras marcas como Hummel, ofrecen este tipo de máquina con una cabeza especial de 3 lijas.

 

 

 

 

2.1.4. Lija de esquinas o radial

Este tipo de lijas nos permiten trabajar aquellas zonas donde las otras máquinas no han podido llegar, normalmente las esquinas, puertas, radiadores, etc. Existen 2 tipos,lijas pequeñas de banda y radiales con extensiones especiales.

Las radiales sólo se recomiendan para el trabajo de pequeñas áreas, ya que generan una gran cantidad de polvo. Existen gran cantidad de modelos para trabajar estas áreas, nosotros por norma general usamos Bosh y en las radiales Makita o Felisatti.

 

2.2. Lijado

Con el lijado se busca tanto retirar el barniz existente e imperfecciones en el caso de las restauraciones, o nivelar la madera recién instalada. En el caso de la restauración o reparación, también se busca retirar contaminantes de tipo grasos u otros que residen en la capa superior de la madera.

Hay que tener en cuenta que la máquina una vez en marcha y la lija en contacto con la madera, se ha de mover constantemente, a esto ayuda el tirón que la máquina ofrece al contactar la lija con la madera, esa tracción ayuda a mantener la máquina en movimiento. Dependiendo de la dureza, la velocidad de movimiento será menor con materiales duros y mayor con materiales blandos, buscando retirar el mínimo material imprescindible, un mal acuchillado supondrá quitar mucho más material y esto acortará mucho la vida útil de parquet o tarima flotante de madera. Se empezará de izquierda a derecha, esto es así, porque la máquina tiene que tener una rueda al menos en superficie lijada. La máquina come más del lado izquierdo que del lado derecho, cuando se instala la lija, se puede apreciar este detalle. Esto nos permite apurar al máximo en los bordes a la par que nivela el parquet.

Se procurará comenzará a favor de veta, aunque posteriormente se recomendará cruzar la veta un poco para conseguir mejor nivelación y evitar los ondulamientos. Esto dependerá también del tipo de madera que se esté acuchillado. La máquina tiene una palanca, que permite subir o bajar el rodillo de lijado. En el control de esta palanca reside el secreto de un correcto acuchillado. Si el manejo es brusco, puede dar pié a marcas irregulares en la madera.

Cada vez que se cambie el sentido de la máquina es necesario levantar la palanca para no dejar marcas. Una vez puesta en marcha, la palanca ha de bajarse, con cuidado, hasta que la lija toque el suelo y la máquina se mueva hacia adelante. Al llegar a una pared, ha de levantarse, mover la máquina a la derecha unos 5 cms sobre el área de lijado previa, bajar la palanca y continuar marcha atrás, al llegar a la pared, se continuará el proceso hasta acabar el área. La lijadora de orillos, se aplicará tras acabar el pase de la máquina grande.

2.2.1. Lija 36 o Lija gruesa.

Por norma general, comenzaremos con una lija de 36 montada en nuestra máquina. Esta lija a la par que quita la capa existente de barniz, aplana e iguala las irregularidad que existan en la madera. También se puede usar lija de 24 en suelos excepcionalmente duros o instalaciones nuevas de parquet o tarima. Hay que tener cuidado ya que esta lija deja marcas profundas que luego es necesario quitar con sucesivas lijas. Se lijará según las instrucciones previas, hasta retirar el barniz existente y obtener un nivelado correcto. Es común lijar unos 1-2mm de material con esta lija, un mal lijado puede quitar hasta 6mm, dejando la madera muy fina y débil, acortando sensiblemente la vida última del parquet o tarima. Se lijará hasta retirar la totalidad de la capa de barniz y a continuación se pasará la lija de orillos con la misma lija de 36. Tras acabar la superficie principal, se harán las esquinas y zonas de difícil acceso, para dejar toda la superficie lijada.

2.2.2. Lija 80 o Intermedia

Tras acabar con la pasada de la lija de 36, cambiaremos la lija a otra de 80. Estas nos permitirá un acabado más fino, y retirar las marcas de la gruesa lija de 36. El sistema de lijado es el mismo que la lija de 36, por lo que las instrucciones son iguales, aunque se en esta lija es normal ir algo más rápido que la lija de 36.

2.2.3. Lija 120 o lija acabado

Esta es la lija más fina, y nos permite obtener un acabado de calidad óptica y al tacto. El sistema de lijado es igual que en lijas anteriores, aunque aquí el ritmo de la máquina como en la de 80 ha de ser más rápido. Aquí no suele ser necesario la aplicación de lija de orillera u esquinera, ya las marcas visualmente no son obvias.

2.2. Aspirado

Tras acabar la lija de acabado, es necesario dejar el suelo preparado para la aplicación de la imprimación o el fondo, por lo que es necesario retirar todo el polvo que pudiera haber. Se recomienda aspirar con detalle para evitar defectos estéticos y problemas de adhesividad de las capas.

Para consultas sobre precios de restauración de parquet o tarima, acuchillados o barnizados: Precio o presupuestos acuchillar parquet y tarima

Continuación «¿Cómo acuchillar un parquet o tarima? – 3ª parte»

Saludos!