Restauración Baldosa parquet y Tarima Pino Melis Viejo (1892) / Almagro – Madrid

Mostramos el laborioso trabajo de restauración de los pavimentos de una vivienda del siglo XIX en la calle Almagro de Madrid.

Destacar la diferencia de apariencia entre el barniz de acabado de la marquetería, poliuretano base agua, frente al de la tarima, poliuretano base disolvente. El poliuretano al agua, respeta mejor el tono de la madera. El poliuretano al disolvente, aporta un tono dorado/amarillento.

El proceso de restauración comenzó con un análisis previo, en el que se verificó el grosor suficiente  madera y las áreas que requerían cambios debido a diversos daños, como agua, abrasión y fuego. Afortunadamente, los daños en la zona noble eran relativamente pequeños, salvo en la faja perimetral, que debido a su diseño, estaba muy dañada y fue necesario su cambio total. Las baldosas de marquetería precisaban cambios puntuales de tablas, pero debido a sus numerosas piezas, requirió bastante tiempo.

Una vez la madera de los salones estaba preparada y reforzada en múltiples áreas para aguantar un nivel de paso correcto, se procedió a su acuchillado y barnizado. Este tuve que ser ejecutado con gran delicadeza, ya que en algunas zonas, el grosor no era excesivo. Se comenzó con lijas de grano 50, algo bastante lento pero poco agresivo. Tras este paso inicial de lija, se observaron daños por humedades que no se había apreciado en el análisis previo, se repararon, y se continuó con el sellado de grietas. En Madrid, esto es un mal común, debido a la baja humedad relativa, muchos de nuestros suelos presentan cambios estructurales y su expresión más común son las grietas laterales entre tablas. Para corregir esto,  aplicaron 3 manos de masilla con resinas de poliuretano al agua. Esto nos aseguraba la mayor longevidad posible de relleno. Una vez secada la última mano de masilla, se continuó el acuchillado, pasando progresivamente a lijas de grano más fino, hasta el 120.

Debido a los múltiples injertos de madera que fueron necesarios, el teñido de todas las piezas nuevas fue necesario, así que con el suelo preparado, se procedió al teñido de las piezas nuevas. Una vez estaba seco, se procedió al relineado de los embutidos, 65 metros lineales, con 0.5 cm, manualmente. Se desestimó el cambio de las piezas debido al fuerte coste que hubiera supuesto, y se optó por si relineado.

Habiendo reparado las líneas y teñido las piezas, se procede al barnizado. Comenzado con una mano de imprimación o fondo, con un leve efecto tonalizador. Estando seco, se procede al pulido del repelo de la madera, y continuamos con 2 manos de Bona Traffic satinado, según las indicaciones del cliente y nuestras recomendaciones.

Las fotos, como es habitual, son de alta resolución, y se recomienda hacer click para zoom.

También mostramos diversas fotos sobre el estado pre-restauración y post-restauración (ANTES/DESPUÉS)

SALÓN PRINCIPAL ( Baldosa/Marquetería)

DESPACHO ( Baldosa/Marquetería)

SALÓN MIRADOR ( Entarimado tarima maciza Pino Melis Viejo )

SALÓN CRISTALERÍA ( Entarimado tarima maciza Pino Melis Viejo )

SALÓN ( Entarimado tarima maciza Pino Melis Viejo )

PASILLOS ( Entarimado tarima maciza Pino Melis Viejo )

2018-06-26T09:19:32+00:00jueves, 23 julio, 2015|Sin comentarios

Deje su comentario