Este proyecto de restauración implicó un meticuloso trabajo de retirada y reinstalación de múltiples piezas en los tres salones principales. Lamentablemente, un 20% del material ubicado en el hall se encontraba irreparablemente dañado debido a la humedad, lo que hizo imposible su recuperación. Ante este desafío, se tomó la decisión de retirar las piezas afectadas y reemplazarlas con otro material de la misma calidad proveniente de la propia casa, asegurando así la integridad y estética del espacio.