Debido al importante tráfico que sufre, los suelos presentaban daños de rozaduras, uso y una importante veladura debido a barnices no recomendados, como el urea formol, el cambio estético, es muy llamativo.